TELEFONO CONTACTO

TELEFONO CONTACTO: ION-685 790 558
e-mail: ioncoga@gmail.com
e-mail: ion@areitzsoroa.e.telefonica.net

martes, 19 de diciembre de 2017

REUTILIZANDO EN TU HUERTO, SIEMPRE SORPRENDENTE

Reutilizar es sencillo, habitualmente lo sencillo es eficaz, y lo eficaz lo agradecerás tú y tu  huerto.
Hasta otra.
Ion

lunes, 18 de diciembre de 2017

MACERACIÓN, DECOCCIÓN, EXTRACTO...


Entre tanto nombre, saber que es cada cual, para que sirve, como se prepara y utiliza, cuando se usa... resulta un poco confuso, y el horticultor ecológico no siempre lo tiene claro.
Uno de los sistemas eficaces de interiorizarlos a futuro es basar nuestro modo de trabajo en ellos y de esta forma conseguiremos una rutina difícil de olvidar. Muchos dudan de su efectividad; os puedo asegurar que funcionan implacablemente, a corto, medio y largo plazo y además sus beneficios son tan positivos que harán que en vuestro ecosistema huerto se cree un ambiente tan sano  que todas vuestras hortalizas crecerán sin contratiempos, se mantendrán mejor en el almacenaje, tendrán mejor gusto, serán fuertes a plagas y enfermedades..., en fin, os sorprenderán sus incontables beneficios.
Sin más, veamos las particularidades de cada concepto:
MACERACIÓN
Este término se aplica  cuando las hierbas, frescas o secas (según receta de turno) no deben fermentar. Estarán macerando entre 12 y 24 horas máximo, y después se colaran y el líquido resultante estará listo para aplicar. Las maceraciones se utilizan con plantas de acción repulsiva de bichillos "perjudiciales", que parasitan nuestras verduras y  plantas del jardín También es utilizada como método de acción insecticida.
DECOCCIÓN
Se basa en poner a remojar las hierbas, frescas o secas (según receta de turno) durante 24 horas; se cuecen durante 20 minutos a fuego lento y se dejan enfriar. Colar y aplicar. Se utilizan fundamentalmente con carácter fungicida( hongos),repulsivo e insecticida.
EXTRACTO FERMENTADO
El extracto de fermentación controlada, el mal llamado purín es muy versátil, beneficioso y efectivo; es  utilizado como fungicida, repulsivo e insecticida, pero su poder más valorado es su acción estimulante de los vegetales. Favorece que las plantas crezcan con armonía, estimula la vida microbiana y las capacidades de autodefensa de las plantas ante ataques de parásitos. Para prepararlos se colocan las partes verdes de la planta en un recipiente lleno de agua de lluvia (1 kgr : 10 litros de agua). El recipiente se tapa para que no entre el aire. Debe removerse a diario y debemos trasegarlo cuando comiencen a emerger burbujas a la superficie. No debe oler mal, de lo contrario comenzará a pudrirse. Una vez trasegado y como norma general ha de diluirse como mínimo en proporciones de 1:10 ( 1 parte de extracto en 10 de agua), nunca menos, pues podríamos quemar la planta.
INFUSIÓN
Se utiliza como insecticida, repulsiva y fungicida fundamentalmente. Su preparación es sencilla; basta con poner las hierbas, frescas o a secas (según receta de turno) a remojo en agua muy caliente y dejarlas reposar unas 24 horas, colar y aplicar.
BAÑO DE SEMILLAS
Nuestros antepasados lo utilizaban para prevenir los ataques de hongos y parásitos, así como para estimular la germinación. Si se hace correctamente los resultados son sorprendentes.
Se colocan unas gotas de extracto de hierbas ( depende de que semillas tratemos) en 1 litro de agua y se mezclan. Pasadas 24 horas se introducen las semillas en la dilución  unos 15 minutos.
Las secamos y sembramos. Para guisante, judías, rábanos y rabanitos se emplea  la infusión de manzanilla; el extracto de flores de valeriana para apio, tomate, cebolla, puerros y patatas.
En fin amig@s, todo un mundo a descubrir, solo nos queda integrarlos en nuestra rutina hortícola. Merece la pena.
Hasta otra.
Ion

   
                          

miércoles, 13 de diciembre de 2017

CUANDO LLEGA EL FRÍO

En los meses de frío toca proteger nuestro huerto; acolchados de hierba y paja, hojas o cualquier resto orgánico son nuestra herramienta más efectiva. Las hortalizas resistentes y las de primavera- verano os agradecerán con creces todos estos cuidados.
Un saludo.
Ion














sábado, 8 de julio de 2017

lunes, 2 de enero de 2017

AGRICULTURA ECOLÓGICA: UN REGLAMENTO A REVISIÓN

Es lógico que no solo entre los consumidores, sino entre los mismos horticultores más concienciados surja la desconfianza en utilizar  alguno de los insumos permitidos por el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica Europea (administración,consumidores,agricultores/transformadores) y de aplicación en el Estado. A su vez es chocante  que bajo el epígrafe ecológico se presenten una serie de productos que no se encuentran de forma natural. Con claridad cristalina proceden del ámbito químico; lo que más sorprende es que los interiorizamos como naturales, y por supuesto su utilización sistemática no deja de ser desequilibrante y de muy dudosa inocuidad. Entre los agricultores  ecológicos sometidos al reglamento hay muchos que no quieren admitir el riesgo que conlleva para el medio y para nosotros mismos la utilización habitual y sin rigor de todos estos insumos; como está dentro del reglamento, es ecológico -dicen. Nada más lejos de la realidad.
En la actualidad la agricultura ecológica sigue siendo, a nivel mundial, y muy a nuestro pesar, un islote en un mar de plaguicidas, super producción y explotación. Incluso estando al borde del "no retorno", la constatación del gran fracaso de la revolución verde de 1950 no nos ha hecho reflexionar un ápice sobre la utilización de todo ese sin fin de productos (químicos o biopesticidas); plagas y enfermedades fortalecidas campan a sus anchas por huertos, vergeles y campos, y son muchos los que argumentan : -ni con química se saca nada-.
A esta situación no escapa la agricultura ecológica, incapaz de luchar contra este desequilibrio global, necesita apoyarse, algo más que de vez en cuando, en los artificios de la industria química, con el propósito  de llevar a buen puerto sus objetivos actuales (competitividad y espacio de mercado fundamentalmente). Digo actuales porque todo comenzó con una idea, para muchos utópica, pero clara y con unos objetivos a largo plazo, simples, sencillos, sin desviaciones, sin falsas verdades y con lealtad a consumidores y usuarios. La verdad es que estamos ante un panorama bastante incierto, sin referencias claras. Ante esta situación probablemente algunos se llevaran las manos a la cabeza; no, nos asustemos, seamos sensatos, tenemos lo que nos merecemos.
Os invito a dar un paseo por la actual modificación del reglamento de A.E en cuanto a la utilización de plaguicidas y aditivos. Simplemente es una entresaca de un reglamento mucho más extenso. Si sois más curiosos y os seduce la investigación podéis escudriñar, tirar del hilo y como postre sacar vuestras propias conclusiones.
Os lo pongo fácil:
http://www.agrocolor.es/wp-content/uploads/2016/05/D-487-Reglamento-UE-2016-673-modifica-889-2008-producci%C3%B3n-ecol%C3%B3gica.pdf
Nos vemos en otra.
Ion