TELEFONO CONTACTO

TELEFONO CONTACTO: ION-685 790 558
e-mail: ioncoga@gmail.com
e-mail: ion@areitzsoroa.e.telefonica.net

lunes, 14 de febrero de 2011

NO POR MUCHO ABONAR...

Fue la pasada semana cuando impartiendo un curso de horticultura ecológica un vergelista ecológico saco a la reflexión de los asistentes el siempre controvertido tema del abonado.Os podéis imaginar ,opiniones para todos los gustos,que si poco,que si mucho, que no sé cuanto, que me paso, en fin, miles de dudas.
Ponía el ejemplo de una planta trepadora que tenía en su huerta-jardín, se trataba del falso jazmín (Solanum jazminoides) y con cara de tristeza nos relata como vio morir el hasta entonces vigoroso ejemplar por exceso de abono.
Ocurrió así:
Todo comenzó cuando eligió la variedad y en el afán de verla crecer rápida, vigorosa y lozana se aseguro de abonarla con “garantías” aplicando abono orgánico (guano),y siempre confiado en respetar las normas del reglamento de agricultura ecológica y por supuesto las del envase de turno.La planta aguanta el envite, pero a corto plazo, al cabo de una temporada, más concretamente en verano comienzan a ennegrecerse los tallos y hojas !qué espanto!.Lo inmediato fue mirar bibliografía,fotografías,documentarse,saber que puede ser,incluso internet.



Pasado un tiempo sigue la duda e intenta un segundo examen de la planta,y descubre por casualidad unos bichillos  pequeños, alados, como unas cigarras diminutas y al lado, al parecer,  sus crías, con aspecto aplanado, con pelillos  y pudieran ser verde-marrón .Nuestro hortelano,animado por el descubrimiento,coge un ejemplar y lo compara con la bibliografía fotográfica !no hay duda! ,es un Psila ,en este caso del laurel(Trioza alacris),un hemíptero emparentado con los pulgones que le gusta chupar la savia de las plantas que crecen rápido a causa de los abonos ricos en nitrógeno, elemento este que aporta el rendimiento a la planta.Pero el asunto se complica cuando sus larvas que también se dedican a este cometido excretan azucares en forma de melaza y lo depositan en la planta .El panorama se vuelve, nunca mejor dicho, negro cuando las hormigas al intentar ordeñarlas y sacar beneficio de su rebaño cosechando su azucar  para la prole, se lo llevan al hormiguero “babeándolo” por toda la planta, y es entonces cuando el hongo negrilla ó fumagina entra en acción tornando negra la planta e impidiendo fotosintetizar al ejemplar de Solanum jazminoides,cayéndosele las hojas y finalmente muriendo.






Psila del laurel









                                                                                                     Psila rosae








Psila del peral









 Larvas de Psila






Después de toda este relato nuestro amigo a parte de dar en el clavo con su diagnóstico, invitó a reflexionar a todos los asistentes en el arte de alimentar a las plantas.Con prácticas entendidas como “ecológicas” también podemos incidir negativamente en nuestro medio, ¡ojo! abonar orgánicamente sin control  o con materia orgánica mal descompuesta es tan nocivo como un abono químico.
Como veis, una vez más la experiencia de los demás se torna fundamental para nuestro aprendizaje.